Quiénes somos

Constantes desde 1940

1940

Los orígenes de la familia Coria Gallegos en el ámbito de la panadería y bollería tradicional se remontan al año 1940 con la apertura del obrador de panadería familiar “La Constancia” en Santander, donde la familia trabajó fuertemente durante décadas por el crecimiento de un sueño familiar.

1970

En la década de los 70’s se adquiere el obrador “Panaderías Cántabras” para ampliar la capacidad productiva y atender las necesidades de nuestros clientes.

1990

Con un relevo generacional en marcha durante los años 90’s la nueva familia Coria Ríos se incorpora a Vega Pelayo SL, apostando por la fabricación artesanal de productos de pastelería Cántabra como los sobaos pasiegos.

2014

En 2014 se une al grupo de empresas Pan de Ojaiz, para ofrecer a nuestros clientes lo mejor de los panes típicos de Cantabria, en un reparto a domicilio diario y gratuito.